PURIFICADOR DE AIRE DE COCHE

La mayoría de las veces escuchamos hablar de la contaminación que existe en las grandes ciudades, pero rara vez nos sabemos  la contaminación que desprenden nuestros propios coches, y que respiramos todo el tiempo, cuando estamos conduciendo. 

Lo cierto es que el aire del interior del coche está cargado de sustancias nocivas de todo tipo. 

Por un lado, hay sustancias nocivas que proceden del exterior como humos y partículas del tráfico o gases industriales. 

Por otro lado, existen elementos tóxicos que provienen del interior del propio vehículo: humos químicos de caucho, plásticos, tejidos y otros materiales contaminantes que se encuentran en el interior del vehículo. 

Los expertos dicen que el mayor generador de contaminación es el humo que emite un automóvil que está frente a nosotros, especialmente si este automóvil acelera constantemente. 

Todas estas sustancias son dañinas para los pulmones y el cuerpo del conductor y las personas que viajan en el automóvil, ya que respiran elementos tóxicos todo el tiempo. 

Afortunadamente, a pesar de que la contaminación crece cada día en las ciudades, la tecnología avanza y además nos permite desarrollar sistemas que de una forma u otra, nos protegen de las partículas contaminantes nocivas. 

En Radarcan®, hemos diseñado el PURIFICADOR DE AIRE DEL COCHE, que a través de la tecnología ION.EVO2.0 consigue equilibrar el ambiente contaminado dentro del coche. 

Su funcionamiento se basa en la emisión de una gran cantidad de aniones (iones cargados negativamente) y una pequeña cantidad de ozono, aportándonos comodidad y eliminando olores y bacterias. Así, este dispositivo imita a la naturaleza, creando un ambiente similar al que sentimos al estar cerca de una cascada o después de una tormenta: fresco, limpio y muy agradable, completamente saludable para nuestro cuerpo. 

Es muy desagradable pensar que mientras conducimos, estamos arriesgando nuestra propia salud (y la de nuestra familia), por eso es importante protegernos y tratar de contrarrestar los efectos de la contaminación, al menos donde podamos controlarlos.

Compartir:

Posts Anteriores Siguientes Posts

ESPAÑOL
ESPAÑOL