LOS GATOS TAMBIÉN PUEDEN TENER PULGAS

Mucha gente cree que los gatos no tienen pulgas y piensan que este problema solo afecta a los perros. Pero esto no es cierto.

El pelo y la piel de nuestro gato es un alojamiento perfecto para los parásitos animales como pulgas y garrapatas. 

Obviamente, si nuestro gato vive en un apartamento, es menos probable que contraiga pulgas, a diferencia de un perro que sale a diario a las calles, parques y está en contacto con otros perros. Las pulgas son los parásitos externos más comunes en el pelaje del gato.

¿Cómo saber si tu gato tiene pulgas?

La señal más obvia de que nuestro gato tiene pulgas es que se rascará con más frecuencia de lo habitual. Debemos estar especialmente atentos si se rasca en la zona de detrás de la cabeza, porque ahí es donde suelen instalarse las pulgas. 

Otro signo que indica la posible presencia de pulgas es que nuestro gato no tiene la alegría habitual o muestra un papel menos activo de lo habitual. Esto se debe a la picazón que provocan las pulgas, un malestar general que puede cambiar su actitud. 

Finalmente, si tu gato tiene pulgas, es probable que insista en que lo cepilles más de lo habitual.

Para comprobar si su gato tiene pulgas o no, puede hacer una simple inspección visual, en el caso de gatos con pelo corto. En estos casos, no será difícil encontrar los huevos - pequeños puntos blancos - o sus excrementos - negros. 

Por otro lado, si el gato tiene el pelo largo, lo que tenemos que hacer es cepillarlo con una toalla y comprobar si hay huevos o excrementos en él. 

Por ello debemos ponernos manos a la obra lo antes posible, si encontramos que la presencia de pulgas en nuestro gato es real. 

Además de ser muy incómodo para nuestro gato, puede empeorar si no actuamos a tiempo.

Etiquetado con: Cats Garrapatas Gatos Pulgas
Compartir:

Posts Anteriores Siguientes Posts

ESPAÑOL
ESPAÑOL